Servidor local vs. servidor en la nube: ¿Cuál elegir para mi empresa?

En cualquier empresa, la elección de un servidor local o un servidor en la nube no es menor, ya que tendrá una implicancia significativa en el mediano y largo plazo. En este artículo te contamos las diferencias entre uno y otro, para considerar la mejor opción de servidores que se adapten a su organización.

Un servidor local es un equipo que está instalado físicamente en la misma ubicación que los dispositivos o componentes que se vincularán con dicho servidor. Por ejemplo, un servidor colocado en una oficina. Aunque conlleva mayor inversión, permite una configuración más personalizada, mayor conectividad y seguridad. En cambio, el servidor cloud es un tipo de servidor que no tiene un lugar físico, es virtual, funcionando de manera rápida para cualquier ubicación en la que dispongamos nuestro entorno de trabajo.

Para poder establecer una comparación correcta, se deben tomar ciertos parámetros que nos ayuden a visualizar las ventajas y desventajas de contar con un servidor local o un servidor en la nube. Estos últimos son correlativos a los servidores cloud, es decir, una nube de servidores. Esto significa que se establece un equipo entre varios servidores. Si alguno falla, se replica el trabajo hacia otro servidor, logrando mantener la conectividad.

Ventajas y desventajas de los servidores locales y en la nube

Implementación

El primer parámetro es la implementación de un servidor. En cuanto a los servidores en la nube, estos poseen una configuración preestablecida básica, que se va adaptando las necesidades de cada empresa, con la posibilidad de tener una puesta en marcha prácticamente inmediata. Tanto en lo que respecta a RAM, Disco rígido, sistema operativo, etc. existen proveedores de servidores cloud que garantizan el funcionamiento del servicio, la conectividad con el server y la correcta actividad de la virtual. Sin embargo, tienen como desventaja que, cualquier problema que surja en la instalación, requerirá de un personal técnico especializado que esos proveedores no suelen ofrecer.

En el caso de los servidores locales, como primera medida se requiere saber en qué momento dispondremos de los recursos necesarios para trabajar en los equipos que necesitaremos. Estos deberán contener espacio físico suficiente, como así también la necesidad de configurarlos desde el inicio y realizar un mantenimiento periódico. Al igual que en los servidores cloud, el tiempo de instalación varia, de acuerdo a las necesidades de la empresa y las características del servidor. Esto lo realiza un soporte técnico IT especializado que, como ventaja, configura el sistema de manera personalizada al negocio.

Seguridad

La segunda clave a tener en cuenta es la seguridad. Los servidores son uno de los objetivos predilectos de los virus informáticos. La empresa debe contar con protocolos de seguridad estrictos y planes de contingencia adecuados. Tanto en los servidores en la nube como en los servidores locales, las actualizaciones deben realizarse por un soporte técnico IT calificado, focalizado en la necesidad de realizar un mantenimiento regular de la seguridad. En ambos casos, la recomendación es contar con un plan de contingencia y una estructura de control de seguridad eficiente.

Escalabilidad

Un tercer parámetro es la escalabilidad. La mayoría de las empresas, y las PyMES en particular, tienen como meta trabajar por el crecimiento de su estructura organizacional y su facturación. Para ello, es fundamental que el proceso esté acompañado por soluciones informáticas acordes. Todo crecimiento empresarial trae consigo un mayor volumen de información y, por lo tanto, un espacio donde alojar esos datos de forma segura.

Los servidores en la nube ofrecen cierta flexibilidad para acompañar ese crecimiento, debido a que la gestión del almacenamiento no presenta demasiadas complejidades. Asimismo, los servidores locales conllevan una mayor complejidad, lo que nos obliga a trabajar mucho más en la planificación previa de nuestros sistemas y las inversiones progresivas que realizaremos en la medida que el negocio prospere.

Disponibilidad

El cuarto punto a considerar es la disponibilidad y accesibilidad. Los servidores en la nube pueden fallar igual que los servidores locales. Sin embargo, si un servidor en la nube presenta alguna incidencia, la información se traslada con celeridad hacia otro servidor, a diferencia del tiempo que puede requerir o la complejidad que puede presentar el resguardo de la información de un servidor local. Como conclusión, un servidor cloud presenta mayor disponibilidad al ser más dinámico que el servidor local. Este último, si presenta una falla, nos obliga a buscar una contingencia o restaurar el servidor.

Accesibilidad

El quinto y último parámetro es la accesibilidad. La naturaleza del servidor cloud permite acceder desde cualquier lugar y dispositivo, aunque esto también puede lograrse con una buena configuración del soporte técnico en el servidor local.

\"vps
Siempre se debe contar con un soporte técnico IT especializado que configure nuestros servidores de manera personalizada y adaptada a las necesidades del negocio.

Una tercera opción de servidores: el Servidor VPS

Una opción alternativa, producto del avance en materia de servidores locales, es la de elegir un servidor virtual o VPS. En este caso, se crean entornos virtuales a partir de un servidor físico administrable.

Cada uno de los servidores virtuales que se crean pueden tener su propia configuración. La ventaja es que se adapta la necesidad de la empresa, en su implementación y escalabilidad.  Esta es una buena alternativa a los servidores físicos locales, debido a que ofrecen mayor escalabilidad.

A no confundirlo con un servidor cloud.  Un VPS es un servidor físico dividido, mientras que, un servidor cloud es un conjunto de máquinas virtuales divididas en muchos servidores físicos. Por eso, un VPS ofrece una operatividad similar a la de un servidor dedicado.

Una ventaja importante para los servidores virtuales, sobre todo para las empresas de menor tamaño, es que el servidor VPS suele ser más económico que los servidores cloud.  Y si de incidencias o fallos hablamos, el servidor cloud es más ventajoso ante cualquier problema de hardware.

En conclusión, cada tipo de servidor ofrece ventajas y desventajas de acuerdo a la necesidad de cada empresa. Contáctese con nosotros y lo asesoraremos en el tipo de servidor que requiere su empresa, con un diagnóstico profesional y la implementación eficiente de servidores que realizan nuestros servicios técnicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *